INCENTIVo

El premio mas gratificante

Cada viaje es unico, te lleva a lugares maravillosos, te aleja de la vida cotidiana, te regala recuerdos imborrables y te permite crecer a nivel personal y relacional.

Es por eso quel los viajes de incentivo sono el beneficio corporativo mas codiciado: no una recompensa impersonal. Està lleno de valores emocionales o psicologicos y consolida la relacion personal con la empresa de forma diferente a cualquier otro incentivo.

El viaje te hace soñar, descansar, entretenerte y, caracteristica fundamental, es versatil; por lo tanto, se puede adaptar facilmente al empleado individual, especialmente cuando se trata de recompensarlo de acuerdo con los diferentes niveles de objectivos alcanzados.

¿POR QUÉ ORGANIZAR UN VIAJE DE INCENTIVO?

Los viajes de incentivo pueden estar dirigidos a empleados y colaboradores de su empresa o sus clientes. Incluso los objetivos y propósitos pueden ser múltiples y distintos: para cada tipo de viaje los objetivos son siempre más de uno. Los viajes de incentivo para empleados o colaboradores tienen como objetivo hacer que los elementos individuales se sientan parte de un equipo, las diferentes piezas del engranaje como miembros de un proyecto mayor, dar prestigio a la empresa y aumentar su reputación.

Viajes de incentivo para los clientes: al alcanzar los objetivos de venta es habitual conseguir descuentos y regalos. Pero el viaje, en comparación con otras formas de gratificación y contraparte de los resultados alcanzados, tiene importantes ventajas. La experiencia de un viaje no tiene precio, irremplazable y le permite fidelizar al cliente y aumentar la reputación de la empresa, demostrando apego a los clientes, seriedad y atención a los clientes. El recuerdo del viaje quedará impreso y el cliente asociará la empresa con el evento vivencial del viaje / estancia.Por eso todo tiene que ser perfecto. El cliente debe sentirse mimado, único, importante. Nada debe dejarse al azar.

¿Como se organiza un viaje de incentivo exitoso?

Existen varios tipos de viajes de incentivo, que se pueden adaptar a las diferentes necesidades del emprendedor. Desde una / dos noches hasta una semana / 10 días. Desde estadía permanente hasta tour, crucero o relacionado con un evento. Un buen viaje de incentivo no solo tiene que ser privo de dificultades, tiene que ser extraordinario, memorable, sorprendente y acertado. ¿Cómo logramos hacer el viaje de incentivo perfecto? Con mucha experiencia y sin subestimar nunca los 4 componentes fundamentales:

DONDE

Elegir un destino de incentivo significa poder aprovechar las instalaciones diseñadas para viajes de negocios, que ofrecen un servicio particularmente alto, ideal para mimar a su equipo.

CUANDO

¡Al igual que en Tetris, tienes que encontrar el ajuste perfecto! El plazo debe ser adecuado para visitar el destino elegido, pero no debe coincidir con un momento de sobrecarga laboral o vacaciones programadas.

OBJETIVOS

¡Un viaje de incentivo no es solo unas vacaciones! En cambio, puede ser la herramienta ideal para múltiples propósitos, como fortalecer al equipo ante un proyecto importante o la posibilidad de establecer contactos con nuevos proveedores y clientes potenciales.

BUDGET

Organizar un viaje requiere un cierto presupuesto, pero recuerda que pronto te devolverá el dinero de la inversión realizada.

A cada uno su propio viaje!!

Ahora que todo está planificado, llega la parte más importante: ¡elegir las actividades a realizar! Como en cualquier fiesta, los integrantes del grupo son fundamentales: diferentes intereses y personajes influyen decisivamente en el éxito de la experiencia.

Por eso es fundamental proponer una oferta que haga coincidir a todos: la mejor solución en este caso es la elección de un destino que ofrezca diversas posibilidades y que sea capaz de satisfacer los gustos de todos.

Si su objetivo es mantener unido al equipo, es importante encontrar puntos en común que hagan que todos se sientan cómodos.

Cuéntanos tu idea, nosotros crearemos el resto!

WhatsApp
Send via WhatsApp